Article Image
read

Los actores, la personas que suelen llevarse el crédito de toda la obra cinematográfica; y quienes son más recordados por el público, no lo tienen en vano. El actor debe de realizar un trabajo profundo para poder conocer en su totalidad el personaje que le toca encarnar; y así poder pasar a la tan deseada posterioridad.

1.- CONOCE A TU ACTOR

Muchas veces, por la prisa que tienes de empezar a ensayar y a filmar // poner en escena. No nos damos el tiempo de uno de los pasos más importantes. Que es conocer al actor, saber sus gustos y molestias; conocer su tipo de humor, y saber que es lo que le importa y preocupa. Debemos de conocer al ser humano con el que trabajaremos, de este modo podrá haber una mejor comunicación entre los dos, y una experiencia creativa.

2.- ENTIENDE DIRECCIÓN COMO CONSTRUCCIÓN

Desde el punto de vista etimológico, dirigir viene del latín dirigere que significa: ordenar, disponer y alinear. Este es un error común en los incipientes directores: Ordenar al actor lo que debe de hacer. Esto es terrible, al hacer esto el actor no puede evitar sentirse como un objeto y no un creativo más de la obra. Lo que debemos de hacer es construir el personaje, muchas veces en el guión no se tiene el personaje en su totalidad, por ende debemos de acabar de darle esos matices que harán al personaje memorable para el público. Construir sus antecedentes y lo venidero.

3.- ENSAYAR, ENSAYAR Y MÁS ENSAYAR

En los ensayos con tu actor puedes ir viendo como va el desarrollo del personaje y la respuesta a las acciones que suceden en el guión. Cabe mencionar que en los ensayos es donde se suelen descubrir más cosas. Inclusive errores de línea dramática. Por ello, ensaya, en cada ensayo hazle preguntas al actor, no para ponerlo a prueba, sino para ver como se siente en el personaje y si le encuentra sentido a la relación carácter-acciones-palabras.

4.-DISFRUTAR

Si hiciste los previos pasos, cuando llegue el día, de hacer el rodaje; podrás encontrarte mucho más tranquilo; ya que podrás dirigirte al actor con una comodidad mayor, tendrán clarísima la intención de la obra y probablemente solo se necesiten realizar pequeños ajustes. Ahora queda disfrutar que el gran trabajo previo se materialice frente a sus ojos.

De esta forma en el rodaje solo te debes de preocupar que el dueño de la locación no te cancele, que el magazine no se abra por equivocación, que a la planta de luz no se le acabe la gasolina y que el poli no te salga con un “El patrón me dijo que siempre solo les presta el lugar hasta la 1 no hasta las seis”… Pero tu actor te dará tranquilidad.

comments powered by Disqus
Blog Logo

Mafer Herrera

Estudiante de Cine // Escritora compulsiva // Adicta al olor del café.


Image

Thinkers in Motion

Este es nuestro blog. Aquí compartimos, con nuestros amigos nuestras experiencias, nuevas tendencias y noticias. Síguenos.

Regresa a nuestra portada.