Article Image
read

alt

En la actualidad, el cine se ha convertido en el arte favorito de la mayoría para pasar el tiempo. Muchos de nosotros pasamos horas sentados frente a la pantalla esperando ver una historia que capte nuestra atención y nos haga olvidar de nuestros problemas cotidianos. Ahora trata de recordar la nacionalidad de la última película que fuiste a ver con tu familia, amigos, pareja o inclusive por ti mismo, y ahora quiero que pienses cual es tu nacionalidad. Si ambas no coinciden, entonces piensa cuantas veces has visto una película de nacionalidad mexicana últimamente, ahora ves el problema. Hollywood se ha posicionado como la industria cinematográfica más conocida del mundo, y esto no es algo negativo. Se convierte en algo negativo cuando nos volvemos dependientes de este tipo de cine dejando a un lado el cine que nos da identidad.

No es sorpresa que el cine mexicano se encuentre en dificultades, recordemos que después de la era del cine de oro en México nos hemos vuelto dependientes del cine americano. Sin embargo, el cine mexicano no es algo inexistente, ya que gracias a los estímulos de parte del gobierno se pueden crear una gran cantidad de películas al año. El problema principal radica en su público, ya que en la cartelera de cualquier cine predomina las funciones americanas, mientras que las películas mexicanas solo alcanzan 1 o 2 salas por complejo (Con excepción de casos como Nosotros los Nobles y No se Aceptan Devoluciones. Además, estas películas no duran más de 2 ó 3 semanas en cartelera debido al poco público que va a verlas.

En conclusión, ¿A quién hay que culpar por la poca audiencia en el cine mexicano? ¿Podría ser a los realizadores mexicanos que no logran realizar un cine que un público mayoritario desee mirar? ¿O quizá el problema sea el público mexicano que es adicto a todos los productos hollywoodenses? En mi opinión personal, la culpa radica en ambos; sin embargo, la culpa mayor se encuentra en el público y no solo hablo en el caso del cine. En los últimos años hemos tratado de copiar el estilo de vida americano que hemos perdido un poco de nuestra cultura mexicana. Si no me creen, dense una vuelta por cualquier plaza comercial y se podrán dar cuenta de todas las cadenas originarias de E.U. que ahora radican en nuestro país.

Además, estamos tratando de copiar sus propias costumbres y estilos de vida dejando a un lado nuestra propia historia nacional e identidad. Es importante que recordemos que nacimos siendo un pueblo mexicano y que debemos trabajar día a día para poder avanzar, pero sin olvidar la historia detrás de nuestro presente que nos ha traído a este momento. Cuando comencemos a hacerlo avanzaremos como nación y podremos deleitarnos con los grandes avances, entre ellos un renacimiento de una nueva era de oro del cine mexicano.

comments powered by Disqus
Blog Logo

Miguel Del Campo

Estudiante de Cine y Producción Audiovisual en la UPAEP Director y Guionista de Cortometraje "Sonríe" y "Buscaminas" Practicante en Boutique Creativa "Thinkers in Motion" Productor Festival "Camote"


Image

Thinkers in Motion

Este es nuestro blog. Aquí compartimos, con nuestros amigos nuestras experiencias, nuevas tendencias y noticias. Síguenos.

Regresa a nuestra portada.