Article Image
read

alt

¿Qué es el crowdfunding?

La premisa es sencilla: conseguir dinero para un proyecto sin necesidad de inversionistas o de comercializar tu idea. Las plataformas de crowdfunding (como Kickstarter, Indiegogo y la mexicana Fondeadora) le permiten al usuario presentar su proyecto al público y pedir donativos para llevarlo a cabo.

El creador fija un monto mínimo de dinero para reunir y una fecha límite. Para estimular los donativos, ofrece recompensas que varían dependiendo de la cantidad otorgada. Por ejemplo, si un donador ofrece más de 100 pesos, podría recibir una descarga gratuita de la película y un crédito en los agradecimientos. Conforme la contribución se vuelve más generosa, las recompensas escalan hasta incluir carteles firmados por el elenco, invitaciones a la fiesta de estreno e incluso una cena con el director, entre otras posibilidades.

Si el proyecto se financia en el tiempo límite, o si se supera el monto mínimo, el creador recibe los fondos para realizarlo y entregar las recompensas a las personas que lo apoyaron. En ese caso, las plataformas cobran un porcentaje (usualmente 4% o 5%) por su labor. Si el proyecto no cumple con el monto deseado, el creador no recibe el dinero, pero tampoco tiene obligación de pagar nada.

alt

Recientemente Rob Thomas, creador de la serie de televisión Veronica Mars (2004 -2007) reunió más de cinco millones de dólares para la adaptación cinematográfica del programa. Otro caso de grandes nombres de Hollywood utilizando crowdfunding es el de Paul Schrader, cuya película The Canyons fue producida libre de presiones comerciales. La animación en stop-motion Anomalisa, escrita por Charlie Kaufman, también será posible gracias a los donativos del público.

Pero el crowdfunding no funciona exclusivamente para figuras reconocidas por la industria, los cineastas emergentes pueden financiar su ópera prima a través de donativos, siempre y cuando presenten un proyecto convincente. Un notable caso de éxito para el cine independiente es el cortometraje documental Inocente, de Sean Fine y Andrea Nix, la primer película financiada por crowdfunding en recibir un Oscar que contó con 294 aportaciones por valor de 52.527 dólares, se hizo con el Oscar al Mejor Corto Documental. En este sentido, el actor y director, Zach Braff, quien para rodar su segunda película, Wish I was here, ha tenido más de 46.000 donaciones por valor de más de 3 millones de dólares, ofrecía posibilidades que iban desde ediciones limitadas de la película, hasta premieres, pasando por visitas al set de grabación o formar parte de los extras del rodaje.
Inocente o Wish I was here son dos de los productos de Kickstarter, plataforma de crowdfunding que ha conseguido desde 2011 colocar en los Oscar al menos una película entre las nominadas en alguna de las categorías.

Este sistema, permite que los pequeños proyectos artísticos y benéficos, puedan encontrar un salvavidas ante la falta de ayudas públicas. Hay dos modalidades de crowdfunding cuando no se produce un retorno económico: Donation, cuando el benefactor sólo recibe la satisfacción personal de haber participado en el proyecto; Rewards, cuando a cambio le dan un título de crédito dedicado, una premiere, una visita al rodaje… incluso un cameo en el que tienes el honor de morir en tu serie favorita, como plantea George RR Martin, creador de Juego de Tronos. Todo depende de la cantidad ofrecida.

El caso más reciente de éxito en crowdfunding es Kung Fury, una comedia sueca de artes marciales que homenajea al cine de acción de los años 80. Este sueño ha sido posible gracias a la plataforma Kickstarter: más de 17.000 usuarios comprendieron la necesidad de una obra como esta y donaron casi 600.000 euros para que la idea pudiera hacerse realidad e incluso llego a Cannes.

Los proyectos locos abundan en Kickstarter, aunque pocos han logrado el éxito (y el hype) de Kung Fury. La mente maestra tras este homenaje que mezcla nazis y dinosaurios es David Sandberg, un director sueco cuya experiencia cinematográfica se limitaba a anuncios de televisión y videoclips. Hasta que decidió dejarlo todo para cumplir su sueño. Sandberg incluso gastó de su bolsillo más de 4.000 euros para rodar lo que sería el tráiler de Kung Fury. En 2013 decidió sumarse a la moda del crowdfunding para lanzar una campaña en Kickstarter. Su objetivo inicial era lograr 180.000 euros, pero no tuvo problema en convencer a casi 18.000 personas de su proyecto, por lo que la suma final ascendió a casi 600.000 euros.

La mayoría de proyectos exitosos son audiovisuales en Kickstarter.

alt

A las plataformas de crowdfunding conocidas en EEUU, como Kickstarter o IndieGoGo, por ejemplo, se ha unido Slated, dedicada única y exclusivamente a la industria del cine.

Pese a la dificultad de que las películas de medio presupuesto -hasta donde pueden aspirar el equity crowdfunding- lleguen a generar grandes ingresos, quizás la apertura de canales en streaming, como Netflix, podrían impulsar este tipo de proyectos cinematográficos.

10 puntos importantes para un buen fondeo:

  • Identifica a la audiencia al que le parecería atractivo tu proyecto y busca la mejor forma de dirigirte a ella.
  • Presenta tu proyecto de manera interesante y apasionada, de manera que se distinga de los demás proyectos.
  • Mantén la campaña activa todo el tiempo, no sólo al inicio y al final.
  • Planea la campaña con anticipación y crea una estrategia de redes sociales.
  • Ofrece recompensas que puedas entregar puntualmente y sin problemas. Considera el tiempo y el dinero que te costará hacer las entregas.
  • Ofrece recompensas que tengan un valor real para el donador, por ejemplo: una ilustración original, una fotografía firmada o incluso material utilizado durante la producción.
  • Asegúrate que las recompensas correspondientes a cantidades accesibles (entre 100 y 300 pesos) también sean atractivas. No te compliques demasiado. Indiegogo reportó que 70% de los proyectos exitosos sólo ofrecían entre tres y ocho tipos de recompensas.
  • Describe las recompensas de la manera más sencilla y específica posible.
  • Nunca pierdas de vista el objetivo final: hacer cine. Antes de tomar cada decisión pregúntate, ¿de qué manera me estoy acercando a la realización de la película?
comments powered by Disqus
Blog Logo

Hugo A. Vázquez

Post-producción Audio y Video / Cine / Community Manager


Image

Thinkers in Motion

Este es nuestro blog. Aquí compartimos, con nuestros amigos nuestras experiencias, nuevas tendencias y noticias. Síguenos.

Regresa a nuestra portada.