Article Image
read

Mi nombre es Arturo Larrazabal y Pérez, tengo 31 años y aún recuerdo la primera vez que fui al Cuauhtémoc. Me llevó mi papá cuando tenía 4 años, recuerdo como me compro mi camiseta del Puebla afuera del estadio, ese día mi vida cambio completamente.

Ese día, el Puebla le ganó 4 a 1 a Morelia, con goles de señores desconocidos para mí (tan sólo tenía 4 años). Vi cosas increíbles: gente que no paraba de cantar desde que el partido arrancó, lluvia de papeles azul y blanco, el chiquitibun a la bim bom ba en los labios de mi padre y mis tíos, una fiesta que jamás pensé vivir.

A partir de ese momento, algo cambio en mí y aún recuerdo las palabras de un amigo de mi padre que era aficionado del América: 'No te vas a hacer hincha del Puebla ¿verdad?'

Yo omití la respuesta. Sería muy apresurado de mi parte, pero sentí el deja vu de vivir algo que tal vez en otras vidas ya me había pasado, sentí que siempre estuve ahí.

Con el tiempo tuve la necesidad de ver esa fiesta, de ir nuevamente, mi padre me siguió llevando al estadio porque sabía que me encantaba estar ahí. No había visto nunca a los jugadores de Puebla correr así cuando no daban más, tirarse al piso... en pocas palabras: nunca los había visto sentir tanto la camiseta como lo había demostrado La Franja.

Actualmente por el trabajo y circunstancias de la vida, no soy una persona que vaya muy seguido al Estadio y es mi error. Al pasar los años preferí verlo desde casa, tal vez con una botana y amigos, o mejor si estaba solo.

He sufrido, prometido, llorado y saltado como el más fanático de los hinchas que pueda tener un equipo, eh defendido a capa y espada el orgullo que tengo por irle a mi humilde equipo, a todos los estadios del mundo que he tenido la oportunidad de ir, sin importar los equipos que jueguen, yo siempre llevo la camiseta del Puebla puesta con orgullo, con pasión, con amor.

Hoy no puedo dejar de verte, de escucharte, de vivir lo que estoy viviendo. He vivido constantes burlas de muchos aficionados al América, Chivas, Pumas, Toluca, Santos, etc, los cuales me dicen que mi equipo nunca gana nada se ríen de mi por no irle a otro equipo y yo les respondo que fui, soy y seré hincha de La franja por elección y hasta la muerte.

Con las hazañas que hemos hecho puedo morir tranquilo. Darle vuelta a la hoja del partido contra Pumas, donde nos compensaron 8 minutos y Darío Verón nos dejo fuera de la final, he vivido una final de liga 89-90, una final de copa en el 2015 contra las Chivas la cual considero uno de los momentos más felices de mi vida; esos 5 minutos que se fué la luz en el estadio y por primera vez escuche gritando a la hinchada a una misma voz "Y ya lo ven, y ya lo ven, somos campeones otra vez" ,ganarle al América, contra los árbitros, barras y todo lo que pasó. Porque el amor es más fuerte.

A veces pareciera que el único equipo de fútbol con jugadores que aman su camiseta, y que dejan mucho más de lo que reciben a cambio por su sueldo, son los del Puebla Fc.

Porque no bajan los brazos nunca, aun vencidos. Hermoso ejemplo para todos, ¿no? Para nuestros hijos y para la vida misma.

Después de muchos años entendí que el viaje es el que hace la felicidad y no el destino.

Hoy estaré en la cancha, aunque no soy tan constante y me criticaran por ello. Voy porque quiero verte, Puebla. Porque esto es un amor en el que no se trata de ver quién lleva más gente. Se trata de devolverte parte de todo lo que me das.

Prometo alentarte con toda el alma; seguiré gritando y sufriendo, perdonándote todo.

Hoy seremos 'David contra un gran Goliat (Racing) que ya ha sido campeón de Libertadores y es un equipo grande en Argentina. Racing tiene todo: jugadores, copas, gente, Milito, Bou, Lisandro López, pero no tienen lo que a mi Franja le sobra y es voluntad, amor propio, garra, fe y unos Angeles que nos custodian desde que Puebla fué creada.

La obligación es de ellos, pero sé muy dentro mío que sí se puede. Ojalá podamos llevarnos el triunfo, pero si así no es, gracias por darme la alegría de levantarme y, en el día y día, esperarte una vez más.

Por mi eterno amor incondicional y agradeciéndole nuevamente a mi padre, que siendo aficionado al Beisbol me llevó a ver una fiesta, una fiesta que jamás acabará".

comments powered by Disqus
Blog Logo

Arturo Larrazabal y Pérez

Publicista, Social Media Stratega, Cineasta, Creativo, Copywriting & Editing, Trendspotter, Productor de ideas... #yuyo


Image

Thinkers in Motion

Este es nuestro blog. Aquí compartimos, con nuestros amigos nuestras experiencias, nuevas tendencias y noticias. Síguenos.

Regresa a nuestra portada.