Article Image
read

Hace unos días Guillermo Vidal Quinteiro nos compartió en el blog de Platzi un artículo que nos explica la importancia de la relación entre el trabajo del copywriter y el desarrollo front end a la hora de crear una experiencia de usuario optima y satisfactoria.

El copy es el conjunto de textos que componen una pieza creativa. En el mundo de la redacción publicitaria, el copy se encarga de conectar un producto con sus potenciales consumidores. Su objetivo es plasmar de manera clara, simple y directa el mensaje que una empresa quiere transmitirle a los usuarios. En este sentido, un buen texto publicitario es el que les ahorra a las personas el paso de tener que interpretar el contenido.

El copy es una pieza fundamental en la construcción de la identidad de una marca. Por eso, antes de lanzarnos a redactar el contenido de nuestro sitio web o de nuestra app, es muy importante que definamos la personalidad y el tono en el que habla nuestra compañía.

Además, así como se construye la personalidad de nuestra empresa, el copywriter también debe definir qué características tiene el usuario al que se dirige. Este modelo de usuario no debe especificar sólo las cualidades superficiales, sino que también tiene que incluir las sensaciones, las motivaciones, las preocupaciones, las creencias y sus gustos.

Data vs. Información

Antes de iniciar la elaboración de un copy, debemos analizar el contenido en crudo y determinar cuál es la mejor forma de sintetizarlo y transmitirlo. En este punto, es necesario que diferenciemos los dos grandes tipos de contenido: data e información.

La data es el texto sin procesar. Es la materia prima sin forma, ni orden. Cuando la data se convierte en información, significa que ese primer contenido caótico fue analizado y formateado para que cualquier persona pueda comprenderlo sin esfuerzos.

Para convertirse en información, el copy debe plasmar el contenido que el usuario necesita. Para lograr esto, el copywriter debe investigar el comportamiento y las características de su público objetivo y, así, entender qué es lo que espera encontrar el usuario en nuestra landing page o en nuestra app.

El Copy

El copy es una parte inseparable del diseño. Ambos están completamente ligados y dependen de un objetivo comunicacional que integra ambas instancias. En este contexto, es muy común que los copywriters trabajen a la par de los diseñadores, buscando que ambos elementos (diseño y contenido) se integren con naturalidad a fin de mejorar la experiencia de los usuarios.

Cuando un usuario ingresa a un sitio web o utiliza una app, lo hace con un objetivo en mente. En este contexto, nosotros debemos lograr que el usuario logre su objetivo de la manera más sencilla y en la menor cantidad posible de pasos.

Si bien existen muchas -y muy diferentes- formas de escribir y personalizar un texto publicitario, hay una característica que nunca puede faltar en la redacción de un copy: claridad. El usuario debe comprender el contenido y ese contenido debe impulsar al usuario a realizar una acción determinada: registrarse, suscribirse, comprar, etc.

Un copy súper cool que no se entiende o que no logra la acción esperada es un copy inútil. El usuario nunca tiene que preguntarse qué es lo que quiso decir el texto de nuestra plataforma. Los copys deben entenderse naturalmente, no deben dejar lugar a dudas o a interpretaciones ambiguas.

A su vez, el copy debe traducirse en resultados. Para evaluar si nuestro contenido está cumpliendo su objetivo, un ejercicio muy útil es realizar lo que en marketing se conoce como A/B testing. Los tests A/B son pruebas en las que se comparan dos versiones de un mismo elemento. Ambas versiones son idénticas, salvo por una pequeña variación en el diseño o en el contenido que, en teoría, afecta al comportamiento de los usuarios. El objetivo último de esta prueba es determinar qué cambios producen los mejores resultados en términos de UX.

No existe una segunda oportunidad para una buena primera impresión

Si una persona abandona nuestro sitio web o deja de usar nuestra app, lo más probable es que no tengamos otra oportunidad para recuperar a ese usuario. Por eso, es fundamental que los elementos que componen la UX de nuestra plataforma apunten directamente a lograr nuestros objetivos comunicacionales.

La vista es el sentido que nos permite conectarnos con los objetos. Sin embargo, los visual no es lo único que determina una experiencia satisfactoria. En una web o en una app, el contenido es tan importante como el diseño que lo acompaña. Ambos elementos influyen en la decisión de un usuario de realizar o no una determinada acción; de interactuar con nuestra plataforma o de irse y no volver nunca más.

Aquí te comparto de nuevo el enlace a la publicación original de nuestros amigos de Platzi.

Qué es un copy y cuál es su función en UX

comments powered by Disqus
Blog Logo

Alejandro Guiberra

Front end y estrategias digitales


Image

Thinkers in Motion

Este es nuestro blog. Aquí compartimos, con nuestros amigos nuestras experiencias, nuevas tendencias y noticias. Síguenos.

Regresa a nuestra portada.